“Me estás atrapando otra vez…”

Publicado: septiembre 29, 2010 en Andrés Calamaro, Música, mis demonios, Rock argentino
Etiquetas:

“Me despierto pensando,
si hoy te voy a ver,
pero es inútil negarlo,
tú me estás atrapando otra vez…”

Andrés Calamaro vuelve al DF. Dos veces al año es mucho, pero igual lo vería cada semana si tocara en mi bar favorito. En junio, el “Salmón” tocó dos fechas  en el DF y sólo fui a la primera, en plena euforia mundialista, pero en medio de la incertidumbre y el dolor.

“¿Llegó?”, me preguntó la Flanders cuando regresó del baño. “¿Quién?”, respondí con fastidio, “me encontré a un cuate del bar”. La negación como un adicto.

Pensé que nadie notaba mi ansiedad aquella noche. Iván se fue por una cuba, Enrique platicaba de la victoria de México sobre Francia (2-0), en Polokwane, y yo la buscaba entre la gente mientras la Flanders me observaba a lo lejos. Me puse de frente a la pared para no buscarla más, pero no la dejaba de pensar.

Estábamos distanciados. Escribí un post en Nippix que terminó con un “Calamaro no será lo mismo sin ti” que me dolió. Pensé en mandarle un mensaje aquella noche con ese texto, pero no la quise molestar. Nunca pensé que hubiera leído aquel blog.

Sí, la buscaba en cada rostro que subía por las escaleras del Metropolitan, con el miedo de verla acompañada por alguien más. Pero no llegó y mi ansiedad tampoco desapareció.

La recordé en varias canciones, “Tuyo siempre”, por supuesto, pero fue un concierto extraño. Mucho “El Salmón”, mucho “On the rocks”. Pocas canciones nuestras, pero lloré con “Los chicos” por mi papá y por Agustín, “mis amigos que se fueron primero”.

La seguí buscando en la calle mientras caminaba a buscar mi auto y el viernes pensé en ir nuevamente al concierto, pero nadie me hizo segunda. Me dio miedo encontrarla por ahí con alguien que no fuera yo. Pinche ego.

“Debería dejarte,
irme lejos no volver,
pero es inútil negarlo,
tú me estas atrapando otra vez…”

El sábado me levanté con la certeza de que todo había acabado. “No llamó”, pensé. Y no creí que lo volviera a hacer. Pero en la tarde me mandó un mensaje al celular. Me dijo que tenía para mí una camiseta firmada por el gran Andrés Calamaro y me ofreció nuevamente su corazón.

El autógrafo de Andrés

El autógrafo de Andrés

Yo no estoy enojada, me dijo, “igual somos amigos, porque para enemigos, hay un montón de gente”.

El “Salmón” está de vuelta y como aquel octubre del 2008, estaremos juntos en el Auditorio Nacional el día 29.

AC by AC

AC by AC

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s