Universitario por todos lados

Publicado: marzo 13, 2015 en Pumas, Soccermanía
Etiquetas:, , ,

20150313_132725

Entrevista publicada en septiembre de 2004 en el primer número que hicimos en Editorial Televisa de Pumas: La revista oficial del Club Universidad Nacional. Decidimos hacer una sección con personajes de la vida pública que simpatizaran con Pumas y sugerí el nombre del gran actor Héctor Bonilla. La entrevista se realizó en el Vips de Acoxpa y Miramontes, terrenos bien conocidos por mí, con el pequeño detalle que por aquellos días yo vivía cerca de Satélite. La cita fue a las 9:00 horas y a pesar de salir dos horas antes, llegué tarde. No sé qué carajos pasaba en Prolongación División del Norte que tuve que dejar el auto por el Club Hacienda y correr hasta Miramontes. Llegué escurriendo de sudor, con la corbata floja y despeinado, lo que le causó una gran incomodidad a Sofía Álvarez, la esposa de Bonilla. Durante la entrevista, doña Sofía varias veces metió su cuchara. ¡Lástima, tan buen recuerdo que tenía de ella por el programa “Sofiando”!

El amor que Héctor Bonilla siente por Pumas tiene más de medio siglo. El reconocido actor mexicano, egresado de la Facultad de Derecho, se hizo fanático de los colores azul y oro por el equipo de futbol americano que representaba a la Máxima Casa de Estudios del país, pero desde el nacimiento del equipo de futbol de la Universidad, hace 50 años, Bonilla, ha sido un fiel seguidor de Pumas.

“Me hice de Pumas cuando cursaba la preparatoria, por el equipo de futbol americano, mis hermanos me llevaban a los juegos y de ahí nace el amor por estos colores. Me tocó ver el nacimiento del equipo de ‘soccer’, el ascenso a Primera División y mira lo que son las cosas, el futbol americano ya casi desapareció de la Universidad y aquí seguimos.

“Soy universitario por todos lados, la Universidad es mi ‘alma mater’ y, a pesar de todos sus problemas, sigue siendo el mayor centro de enseñanza de este país, comprometida con México, que apuesta por el desarrollo científico, cultural y deportivo de este país. La Universidad es mucho más que un equipo de futbol, pero dentro de este proceso lúdico, orgullosamente los Pumas representan a la UNAM”.

– ¿Cuál es el mejor Pumas que le ha tocado ver?

“Yo creo que aquel de finales de los 70 con Hugo (Sánchez), Cuellar, Cabinho, (Juan José) Muñante… era un equipazo, difícil de igualar. Ganaron el primer campeonato (ante la U de G, en 1977) y luego perdieron otra Final, con la U de Nuevo León, cuando muchos titulares estaban con la Selección (en el Mundial de Argentina 78)”.

 – ¿A quién considera el mejor jugador de la historia del club?

“Indudablemente que Hugo Sánchez por su epopeya en España, que fue impresionante. Aunque uno pondere las cualidades de todos los jugadores que han pasado por Pumas, llega a la conclusión de que Hugo Sánchez es el jugador más importante, no de la Universidad, sino de toda la historia del futbol mexicano”.

 – ¿Puede armar una alineación ideal con jugadores de todas las épocas del club?

“Por la flaqueza de la memoria sería injusto, porque hay mucha gente importante en la historia de los Pumas y ahorita, a vuelapié, se me pasarían. Figuras muy importantes en todos los puestos… ¿Un portero?, lógicamente te diría que (Jorge) Campos por muchas razones, es todo un personaje; defensas, medios, delanteros, qué te puedo decir, la Selección ha estado plagada de jugadores valiosísimos de las distintas épocas de Pumas. No me gustaría dejar fuera a nadie”.

– ¿Hay algún partido que le gustaría ver mil veces, aunque no sea de campeonato?

“Por supuesto, aquel del 4-3 al América (13 de agosto del 2003), cuando íbamos ganando 3-0, nos empataron y terminamos ganando. Estaba grabando una telenovela muy cerca del estadio y se oían los Goyas. Llegué al medio tiempo, cuando los Pumas ganaban 3-0; en el segundo tiempo empató el América, pero el hecho de que se hayan ilusionado y de todos modos les hayamos ganado fue una satisfacción muy grande”.

La anécdota:

Héctor Bonilla llegó a la entrevista con un suéter oro con franjas azules en las mangas, regalo de un amigo hace casi 50 años.

“Este suéter me lo regaló un amigo, el pianista Carlos Barajas, en 1955, cuando estábamos en la preparatoria, desde entonces ya le iba a los Pumas, cuando mis hermanos me llevaban al futbol americano a ver los Clásicos Universidad-Politécnico”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s